Bodegas Olarra presenta El Rayo 2021:

un regalo único para los amantes del vino

El regalo perfecto para los amantes del vino. Una historia única que sorprenderá. Es un rayo, pero parece un trueno. Intenso, eléctrico, atrevido… Es la fuerza de la naturaleza. Toda su energía, su carácter y su poder de seducción liberados en un instante.

AÑADA 2020

El Rayo 2020, un vino más potente, enérgico y vibrante. No hay dos añadas iguales, ni dos elaboraciones similares.

La naturaleza ha hablado. Y no se lo ha puesto fácil a EL RAYO 2020.
Un nuevo rayo que ha cambiado por dentro por la mínima intervención sobre el viñedo y cambia por fuera porque después de superar numerosas adversidades, su carácter se ha vuelto más potente, más enérgico, mucho más vibrante.

Las bajas temperaturas de abril retrasaron la brotación, que cuando llegó fue lenta y compleja. Mayo trajo lluvias abundantes y elevadas temperaturas, con lo que la
brotación explosionó de repente y se acrecentó el riesgo de enfermedades.
Tras conseguir evitar la propagación de posibles plagas, llegaron las granizadas de agosto. Fuertes y muy localizadas. En septiembre el viento del norte llevó
al viñedo bajas temperaturas nocturnas que favorecieron una óptima
maduración del fruto.

Elaborado con Tempranillo (92%), Mazuelo y Graciano (3%). La crianza: Maloláctica en barrica nueva de roble americano para potenciar refinamiento y elegancia y 15 meses en barrica nueva de roble americano.

Un vino con muchísimo carácter. Quizá no sea una coincidencia que su capa sea oscura, que los frutos negros sobresalgan en su aroma y que tenga en boca una textura profunda y duradera.

Único, irrepetible, mágico. Un vino libre y sin ataduras.

Bodegas Olarra

Prácticamente desde su fundación, Bodegas Olarra ha sido reconocida como la Gran Catedral del Rioja o máximo exponente de la Arquitectura del Vino. Su impresionante construcción, obra de Juan Antonio Ridruejo es uno de los primeros ejercicios de arquitectura aplicada a una bodega y una de las primeras veces que un arquitecto de prestigio diseñaba una nave de elaboración.

Con 50 años de historia, Bodegas Olarra basa sus vinos en la mejor selección de materia prima, en métodos de elaboración tradicionales que se han ido adaptando a los nuevos tiempos y en una evolución tranquila de sus vinos de acuerdo a los nuevos gustos del consumidor.

Buscar la máxima calidad de nuestros vinos es nuestra principal obsesión. Una idea fija que es nuestra manera de mostrar agradecimiento a la naturaleza por todo lo que nos da, a los viticultores por su esfuerzo y dedicación y a nuestro equipo por su compromiso con una filosofía que hemos creado entre todos.